La Coruña airport car rental

Paginas de proveedores





Flexibilidad y adaptabilidad.

Tener “cintura” para introducir cambios, adaptarse rápidamente a la evolución del mercado, a las necesidades de los clientes, etc.

Orientación al logro, como la capacidad para actuar de manera diligente para tomar decisiones que contribuyan a alcanzar los objetivos marcados.

Céntrate en buscar clientes y no inversores.

Si has decidido hacer bootstrapping, debes dirigir tus esfuerzos a facturar para generar una autofinanciación continua.

No pierdas el tiempo buscando inversores y céntrate en lo vital: el cliente.

Fórmate en muchas áreas para practicar el “do it yourself” (hazlo tú mismo).

Así, fórmate en fotografía, márqueting, redes sociales, etc.

para poder abordar estos aspectos en tu negocio tú mismo sin subcontratarlos.

Busca líneas de facturación rápidas.

Por ejemplo, si estás desarrollando una aplicación para móvil que te llevará cierto tiempo que dé retorno pero eres experto en programación, vende tus servicios como consultor o programador externo a otras empresas.

Estrújate las meninges y busca otro modelo de negocio para tu sector de actividad.

Imagínate que quieres montar un restaurante.

Un establecimiento de este tipo exige una importante inversión inicial.

No veas frustradas tus ilusiones como cocinero e invéntate un servicio de cocina a domicilio para eventos especiales.

No necesitarás instrumental (que ya lo tendrán en las casas a las que acudas), tan sólo algunas herramientas específicas y tu tiempo.

Focalízate.

Si estás emprendiendo con pocos recursos es necesario que analices, planifiques y, sobre todo, priorices en qué vas a dedicar tu tiempo, esfuerzos y dinero.

Olvídate de diversificar y practica el “quien mucho abarca poco aprieta”.

Sé innovador.

La creatividad te ayudará a conseguir objetivos con pocos recursos, a dibujar nuevos caminos y procesos a los que, con tu capacidad financiera, puedas acceder.

Piano piano.

Utiliza tus recursos con cabeza para crecer moderadamente, sin asumir grandes saltos de inversión, siguiendo en el camino de la autofinanciación a través de lo que tus ventas te generen.

Minimiza tus costes iniciales: teletrabaja, utiliza espacios de co-working, etc.

No hace falta que tengas un local o despacho permanente desde el principio.

Te bastará con tener un sitio cómodo para trabajar y algún espacio para poder desarrollar reuniones con tu equipo o con potenciales clientes o proveedores.

Trabaja tus habilidades como emprendedor.

Las habilidades comunicativas, las de liderazgo, las relacionadas anteriormente con la creatividad y la innovación; además de las habilidades de negociación, gestión y resolución de conflictos y las relacionadas con la planificación y organización.





Busco trabajo en La Coruña en una empresa de alquiler de coches, o teletrabajo en un rent a car de cualquier lugar del mundo.
 


Motor | Inmobiliaria | Empleo | Formacion | Servicios | Negocios | Informatica | Imagen y Sonido | Telefonia | Juegos | Casa y Jardin | Moda | Contactos | Aficiones | Deportes | Mascotas | Blogs